AGRO 2.0

La jardinería, la agricultura, y otras explotaciones comerciales tales como la silvicultura (madereras, pasteras), han introducido especies vegetales exóticas a los ecosistemas originales.


Consideramos especies exóticas a aquellas que no son autóctonas o nativas del lugar, entendiéndose por éste a la provincia biogeográfica respectiva (en el caso de la ciudad de Buenos Aires y alrededores, es la Región Pampeana), y no al mapa del país con sus divisiones políticas. La naturaleza no entiende cuestiones burocrático-administrativas, sino condiciones ambientales.
Así, una planta nativa de la provincia de Jujuy, es exótica en Buenos Aires (ejemplo: el palo borracho del norte argentino es exótico en la provincia de Buenos Aires). Y por supuesto, mucho más aún lo son plantas de otros continentes.


Las plantas autóctonas han sido la base de los ecosistemas por muchas generaciones.
Por tanto, se encuentran perfectamente adaptadas a las condiciones climáticas del lugar. Es decir, en general son plantas que no requieren cuidados, siendo de bajo mantenimiento.


La introducción de especies exóticas provoca serios desequilibrios en las relaciones fauna-flora-ambiente, con graves consecuencias. Esto se observa, por ejemplo, en importantes áreas protegidas de nuestro país, como el Palmar de Colón en Entre Ríos, gravemente amenazado por el raudo avance del árbol Paraíso (originario de Asia).


Afortunadamente, debido al creciente interés por la preservación de la biodiversidad, poco a poco se están utilizando plantas autóctonas en paisajismo y jardinería, ya que muchas de ellas poseen un alto valor ornamental. También las hay medicinales y comestibles.


La presencia de plantas autóctonas “reconstituye” en parte las condiciones originales, haciendo que se incremente notablemente la presencia de aves y mariposas. La fauna autóctona no reconoce a las especies exóticas (salvo raras excepciones), es por eso que al implementar jardines o arbolado urbano con especies vegetales nativas, incrementamos la biodiversidad.


Nuestra intención no es destruir a las plantas exóticas, ya que todos los vegetales nos brindan servicios ambientales básicos, tales como purificación del aire, protección del suelo, regulación hídrica, entre otros; sino que a la hora de elegir, le demos a la naturaleza del lugar, una oportunidad para regenerarse y así rescatar lo nuestro, con todos sus beneficios asociados.

Fuente: Miscanteros

Visitas: 99

Responde a esto

Automatic translator

AGRO 2.0

Miembros

Visitas (desde 24-04-12)

Distintivo

Cargando…

© 2019   Creado por AGRO 2.0.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio