AGRO 2.0

La agricultura y la física. La aplicación de frecuencias.

Hoy en día vemos una gran variedad de nuevas áreas de conocimiento que se han reinventado a sí mismas buscando la interacción de distintas disciplinas como la mecatrónica, la nanotecnología entre otras. Es curioso que a pesar de esto se considera que la agricultura y la física difícilmente pueden tener un punto de convergencia, más bien, siempre se le asocia con la química, pero nada es más alejado de la realidad. Existe un sinfín de elementos físicos en el crecimiento de una planta, que curiosamente se ven como efectos de añadidura como la capilaridad, permeabilidad, viscosidad, temperatura o presión. La química utiliza una serie de elementos que aparte de ser nutrientes y pesticidas, también ayudan a que estos procesos físicos puedan ser más fácilmente realizados, como por ejemplo la permeabilidad a través de suavizantes. Aquí es donde se puede vincular a la física con la agricultura, generando nuevas áreas de oportunidad para el agricultor.

 

La aplicación de frecuencias en el agua, tiene la característica de generar una modificación sobre la alineación de la molécula misma, generando una ionización o en casos de algunas nuevas tecnologías, un alongamiento de la órbita, lo que genera una alineación más estable y por lo tanto conservando mayor tiempo las características obtenidas. ¿Bueno, y todo esto que tiene que ver con la agricultura? Sencillo, todas las plantas necesitan agua y la escasez de agua se ha convertido en un problema; al modificar el puente de hidrogeno, se puede hacer que el agua aumente su permeabilidad, desperdiciando menos del vital líquido, aunado a esto, esta que el agua es el transporte de los nutrientes, por lo que las plantas podrían mejorar su hidratación y su nutrición, traducido en mejores cosechas, con mas producto, con más cortes, más resistentes al estrés por altas o bajas temperaturas, mayor vida de anaquel, e incluso, al ser más fuerte, más resistente a enfermedades y pestes; es como con un niño, si está bien nutrido y bien hidratado, el niño crecerá de forma óptima y sufrirá de pocas o ninguna enfermedad.

Estos sistemas también cuentan con otras ventajas aparte de las producidas directamente en la planta, que benefician los gastos de los agricultores, como la reducción en mantenimiento en cintillas y líneas de irrigación, en 2 o 3 ciclos se puede observar que la tierra empieza a reducir dureza y se vuelve esponjosa, lo que ayuda a reducir el gasto en arado, y definitivamente una de las más importantes, es la reducción en el gasto de agua.

¿Qué tan comprobado es el uso de estos sistemas? Bueno, se cuenta ya con mucha documentación al respecto desde hace más de 30 años, existen patentes internacionales, aprobaciones e incluso un fuerte interés por parte de los agricultores orgánicos.

 

¿Ya vez como la agricultura y la física si tienen mucho en común? Si desea saber más al respecto estoy a sus órdenes en dir_general@nanoresonance.com.mx , www.nanoresonace.mx

Alfredo Bonilla.

Director General Nanoresonance Technology

Visitas: 16274

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de AGRO 2.0 para añadir comentarios!

Participar en AGRO 2.0

Automatic translator

AGRO 2.0

Miembros

Visitas (desde 24-04-12)

Distintivo

Cargando…

© 2022   Creado por AGRO 2.0.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio