AGRO 2.0

¿Qué es la Ozonoterapia?
La historia de la ozonoterapia comienza en Alemania. El precursor del uso del ozono, fue Werner von Siemens, quien en 1857 construyó el primer tubo de inducción para la destrucción de microorganismos. En la segunda década del siglo XX, otro alemán, el químico Justus Baron von Liebig fue el primero en estudiar las aplicaciones del ozono para uso humano.
Luego, fueron los rusos quienes aceleraron las investigaciones de esta nueva medicina y transfirieron los conocimientos a los países aliados. Aunque también se expandió en el resto del mundo, sobre todo después de la II Guerra Mundial.
En España la ozonoterapia está basada en los efectos benéficos del gas en el organismo que son muy variados. El ozono actúa como antioxidante; inmunomodulador (estimula a los glóbulos blancos, lo que aumenta las defensas del organismo ante agresiones externas como las infecciones, y la detección de células mutágenas que pueden producir cáncer o enfermedades autoinmunes); además a nivel de los glóbulos rojos se incrementa la liberación de oxígeno generando un mayor transporte de oxígeno a las células, mejorando la función celular y la circulación en general; y también es un poderoso germicida: elimina hongos, bacterias y virus.
Este conjunto de beneficios hace que las aplicaciones terapéuticas también sean muchas y para distintas enfermedades. Desde carcinomas; esclerosis cerebral y párkinson; hasta cistitis, trastornos circulatorios, cirrosis hepáticas, hepatitis y enfermedades vesiculares. También se tratan enfermedades reumáticas en general, poliartrosis, hernias discales, artrosis, tromboflebitis y varices; gangrena y ulceras diabéticas; colitis ulcerosa, colon irritable, eczema anal, fisuras y fístulas anales, hemorroides e infecciones genitales.
El ozono también se utiliza para curar la piel. Y el abanico de patologías es muy amplio: cicatrices, heridas resistentes a la cicatrización, dermatológicas en general (abscesos, fístulas, forúnculos, acné, etc.), quemaduras, hongos en general, herpes simple y zoster.


Ozonoterapia

El arsenal terapéutico de la medicina actual, no sólo consiste en un cambio de dieta y el empleo de plantas y elementos naturales, sino que ya desde hace unos treinta años, en Europa, una parte considerable de dicha medicina, hoy definida como Medicina Biológica, ha ido desarrollando métodos de curación intervencionista, basados en los procesos biológicos naturales del organismo y en su interacción con el medio. Uno de estos métodos más eficaces es la OZONOTERAPIA. La aplicación tanto externa como interna de una mezcla de ozono-oxígeno se convierte en un arma de insospechada fuerza contra la mayoría de las enfermedades de nuestra civilización, tanto aguda como crónica.

La OZONOTERAPIA actúa de forma beneficiosa en:
• Aparato circulatorio.
• Sistema nervioso (depresión, stress, insomnios, agotamiento).
• Bacterias, virus y hongos (en Cuba se está aplicando a enfermos de SIDA, obteniendo como resultado la destrucción del virus, subiendo la inmunidad entre un 25-30%)
• Obesidad y celulitis.
• Problemas de visión.
• Alergias, eccemas y migrañas.
• Ayuda a paliar los efectos de la radio o quimioterapia.
• Evita el crecimiento de tumores.
• Desintoxicaciones, incluidas la drogadicción y el etilismo.
• Anemias.
• Problemas hepáticos.
• Reuma, artritis y la gota.
• Elimina los radicales libres que intervienen directamente en los procesos del envejecimiento.
El hidrozonomasaje terapéutico en casa

Vamos a explicar como utilizar en beneficio corporal el hidrozonomasaje terapéutico en su casa:
Se da contacto al interruptor de ozono, se abre la llave del tubo de oxígeno que va a la bañera y se empieza a llenar de agua la misma hasta la mitad con agua caliente, templada o fría según el estado físico de cada persona (personas obesas es preferible el máximo de caliente).

Con esta agua se introduce la persona, tendida y continúa llenándose hasta el máximo. Posteriormente se cierra el grifo y se empieza el baño OZONOTERAPEUTICO de 20 a 30 minutos de duración.

Es aconsejable que durante el baño hagan varios ejercicios físicos con las piernas y brazos, dentro dela bañera, esto facilita la circulación de la sangre y fortalece los tejidos musculares.

Para eliminar la caspa, suavizar el pelo, eliminar caries e infecciones de la boca, deber de introducir dos o tres veces durante el baño, la cabeza tapándose la nariz, y realizar gárgaras si es posible, con los ojos abierto, esto puede prolongar, alargar la vida del cabello, resistencia y limpieza a la dentadura, y fortalecimiento de la vista.

Todo esto, debe realizarse sin utilizar jabón o champú alguno, y si lo necesita, se utilizarán al finalizar el baño.

Como resultado toda persona que realice ozonoterapia vivirá más sana, dará fuerza y potencia a su sangre para eliminar infecciones, y es posible que muchas enfermedades crónicas o hereditarias permanezcan siempre en estado de inercia, viviendo largos años con el mínimo de dolencias


La ozonoterapia se utiliza con mayor frecuencia en las situaciones en que la medicina alopática no encuentra los efectos deseados. En el caso de pacientes en situaciones crónicas o críticas que hacen peligrar su vida o algunos de los miembros, como gangrenas, úlceras o problemas de visión, en especial cataratas, así como también infecciones generalizadas y problemas circulatorios.
El ozono para uso medicinal es una mezcla de oxigeno-ozono, que se logra por el paso de oxigeno puro por una descarga eléctrica de alto voltaje y alta frecuencia. Esta reacción química, realizada por un equipo especial de electromedicina, produce un gas con distintas concentraciones de ozono, acorde a la patología y el tratamiento. El gas, al entrar en contacto con el organismo produce cambios químicos terapéuticos.
El oxígeno-ozono al entrar en la sangre reacciona con los ácidos grasos insaturados convirtiéndolos en ozónidos y luego en peróxidos. El hierro de la sangre actúa como catalítico. Esta reacción hace que la hemoglobina libere oxígeno adicional en el torrente sanguíneo, se puede comprobar por el leve aumento de la presión arterial y el descenso de la presión venosa. Por otro lado, el aumento de los peróxidos favorece la oxidación celular y fortalece el sistema inmunológico.
El ozono cura porque mejora el metabolismo en forma integral. Por un lado, la circulación sanguínea mejora en los tejidos afectados. Por otro, el transporte de oxigeno y, por lo tanto el suministro de energía a las áreas inflamadas, es mejorado. Y también el sistema inmunológico es influenciado o estimulado de forma positiva.
El ozono también tiene un efecto vacuna, por cuanto fragmentos de virus, parcialmente destruidos, pueden funcionar como estímulo en la producción de anticuerpos. Además, como el ozono induce a una mayor agresividad de los leucocitos, hace que los virus sean atacados más rápidamente y con mayor fuerza. También actúa como antitóxico, sin destruir los tejidos. Y por último, el ozono no puede ser inactivado por sistemas enzimáticos y por eso actúa sobre cualquier tipo de agresor.
La ozonoterapia no es una medicina alternativa, sino que es considerada una medicina natural. Sobre la base de todos los conocimientos que requiere la aplicación del gas, instrumenta los tratamientos con ozono independientemente de la utilización de fármacos específicos o de los posibles desatinos de ellos.
Desde este punto de vista, La ozonoterapia no tiene consecuencias colaterales con otros tratamientos. No compite, sino es aleatoria a cualquier otra aplicación médica.
Los tratamientos son rápidos, eficaces y económicos. Y consisten en un número de sesiones que varían en cantidad y duración, según la afección que se trata. Las aplicaciones no tienen efectos adversos.
La mezcla gaseosa de oxigeno-ozono se puede aplicar de múltiples maneras. En forma local mediante una campana de vidrio o una bolsa plástica acorde a las distintas partes del cuerpo (pierna, brazo, etc.). Además se le inyecta por vía intraarterial, subcutánea, e intramuscular.
Otro método para suministrarlo es a través de autohemotransfusion que consiste en la extracción de sangre a la cual se le agrega el oxigeno-ozono, se mezcla con la sangre y sin sacar la aguja, se la vuelve a inyectar en la corriente sanguínea.
La insuflación rectal se realiza aplicando directamente el gas por medio de una sonda fina, como si fuera un enema.
Otras aplicaciones se realizan a través de cremas. Estos productos al tomar contacto con el cuerpo, transmiten el ozono al organismo.
El ozono es un gas inestable que se descompone fácilmente a una velocidad que depende de la temperatura. Por eso, no deja residuos tóxicos ya que dentro del organismo se transforma en oxígeno.
Pero, a pesar de todas sus ventajas, la Ozonoterapia está contraindicada en casos de intoxicación alcohólica aguda, infarto cardiaco, alergias al ozono y embarazo. Estas contraindicaciones son debido al pequeño aumento de la presión arterial.

En el campo de la estética, son muchos los productos que ofrece la ozonoterapia. Como el ozono actúa en la piel como un poderoso activador celular, existen cremas, geles y emulsiones para el tratamiento del cutis o la piel en general. Combatiendo en gran medida la celulitis o como pantalla para las radiaciones solares. El ozono también es utilizado como un potente inmunoestimulantes, desactivador del dolor y antiinflamatorio.
Propiedades del ozono

Acción bactericida, antivírica y fungicida:

El ozono, debido a su gran capacidad oxidante, posee un fuerte poder bactericida, antivírico y fungicida, por lo que aplicándolo directamente en heridas y úlceras infectadas, destruye los gérmenes patógenos debido a su alta capacidad desinfectante. Cuando la acción antivírica y bactericida tiene lugar en el interior del organismo humano, el mecanismo de acción es muy diferente, ya que el ozono, en esta circunstancia, produce una oxidación de la envoltura externa de virus y bacterias a través de los peróxidos que se forman, lo que ocasiona la muerte del germen.

Efecto favorecedor de la circulación sanguínea:
Otra de sus facultades es la capacidad que posee para potenciar la circulación sanguínea a diversos niveles. Conseguimos una mejora en la micro circulación, y podemos afirmar que por medio del ozono se produce un aumento de la oxigenación celular, ya que el hematíe es el vehículo en el que el oxígeno se transporta y es cedido a las células. De esta manera, el ozono consigue aumentar la oxigenación en todo el organismo.
Los tratamientos con ozono mejoran la circulación sanguínea y, como dijera el profesor Schweitzer, de Düsseldorf, se puede considerar como "la terapia más eficaz en el tratamiento de las alteraciones circulatorias".

Capacidad antiálgica y moduladora de la inflamación:
El dolor, en muchas ocasiones, no es más que la carencia o disminución del oxígeno en los tejidos, por lo que la aplicación del ozono conlleva también una notable disminución del dolor y de la inflamación en los tejidos que rodean las articulaciones; todo ello como consecuencia de la mejora del metabolismo celular y gracias al mejor aporte de oxígeno a la célula.

Propiedades antitumorales:
El premio Nóbel, Otto Warburg, director del Instituto Max Planck de Berlín, señalaba que una disminución o carencia de oxígeno a nivel celular, constituía la condición clave para el desarrollo del cáncer. Se sabe que la célula cancerosa posee una actividad respiratoria débil, pero que consigue su energía a través de una glucólisis anaeróbica además, se ha observado que en los tumores, la presión parcial de oxígeno es inferior a la analizada en tejidos normales.
Se ha podido comprobar que en presencia de ozono, la capacidad de la sangre para transferir oxígeno es reversible, ya que éste activa la respiración celular, por lo que podemos decir que el ozono posee un efecto inhibidor metabólico sobre el crecimiento de los tumores. Asimismo, las terapias con ozono incrementan la producción de interferón y el factor de necrosis tumoral que el cuerpo utiliza para luchar contra las infecciones y el cáncer. Sin olvidar, además, que la ozonoterapia actúa como modulador del sistema inmunológico.
Los beneficios del ozono:
Concluyamos este capítulo con una recopilación de los beneficios que podemos obtener hasta el momento del ozono, reiterando que la gran mayoría de las enfermedades pueden ser tratadas por este medio, debido a sus propiedades antivíricas y bactericidas, a la mejora de la micro-circulación y al aumento de la oxigenación celular, así como a su efecto antiálgico y modulador de la inflamación.
Incluso sería muy aconsejable su uso, como medicina preventiva, debido a su acción potenciadora del sistema inmunitario. La aparición de gripes, resfriados, enfermedades alérgicas, etc., dependen, en gran medida, del estado de nuestro sistema inmunitario, toda vez que este gran sistema ha de hacer frente a los agentes (bacterias, virus, polen, etc.), que pueden provocar nuestras enfermedades. Las capacidades intelectuales mejoran al aumentar la oxigenación cerebral, siendo por otra parte un extraordinario euforizante.
La forma de aplicación, cantidad de ozono, duración del tratamiento e intensidad del mismo, dependerá de la afección a tratar y de la tipología del paciente; de cualquier forma, es importante destacar que la aparición de efectos secundarios indeseados con la ozonoterapia es prácticamente inexistente.
La ozonoterapia es una faceta imprescindible en la medicina biológica.
La ozonoterapia es la curación a través del oxígeno mezclado con gas ozonizado. Este tratamiento basa sus beneficios en los efectos en el ámbito biológico que provoca. Actúa como un germicida atacando virus bacterias y gérmenes.
Su forma de aplicación es bastante amplia ya que puede ser vía rectal, sanguínea, subcutánea y percutánea. Esta última se usa comúnmente para quemar las grasas de personas que buscan mejorar con fines estéticos. Por vía intraarticular, en tanto, permite detener procesos inflamatorios de rodillas y codos. Por vía vaginal para detener infecciones.

Las personas que quieren bajar de peso también logran beneficios porque regula el metabolismo de la glucosa y del organismo en general, por lo mismo es utilizado comúnmente para tratamientos en contra de la obesidad. Asimismo, actúa sobre abscesos, acné, artritis, asma bronquial, colon irritable, trastornos circulatorios, enfermedades cancerígenas, entre otras.

Dentro de las propiedades terapéuticas del ozono también encontramos que ayuda a la mejora medio ambiental, al potabilizar las aguas y a la alimentación gracias a la desinfección de frutas y verduras. En cuanto a la medicina actúa eficazmente sobre enfermedades que surgen por la baja de antioxidantes.
Beneficios
• Potente Antioxidante (limpiador de los radicales libres), por lo que retarda los procesos de envejecimiento celular. Inmunomodulador.

• Estimula a los glóbulos blancos a que produzcan mediadores que aumentan las defensas del organismo ante agresiones externas como las infecciones y la detección de células mutantes o degeneradas que pueden producir enfermedades como el cáncer o enfermedades auto inmunes.

• Activación del metabolismo del glóbulo rojo. Así este transporta más oxígeno a las células, mejorando la función celular y la circulación en general.

• Germicida. Elimina hongos, bacterias y virus.
Actúa sobre enfermedades:

• Trastornos circulatorios de los miembros inferiores, como la insuficiencia arterial y venosa.
• Enfermedades cerebro vasculares isquémicas: Después de un accidente vascular encefálico
• Como trombosis, embolia cerebral, etc. Aquí el ozono puede recuperar las funciones corporales perdidas, incluso el control motor fino, mientras más rápido se instaure el tratamiento, y es un gran aliado en la recuperación fisioterapéutica de estos pacientes.
• Neuroangiopatía diabética: La mejoría del paciente diabético con la ozonoterapia es ostensible.
• Insuficiencia vertebrobasilar con vértigos, dolor cervical y déficit de audición se experimenta una notable mejoría.
• Enfermedades Neurológicas: Demencia senil, alzhéimer, esclerosis múltiple, esclerosis lateral, mal de Parkinson, parálisis cerebral infantil.
• En oftalmología: Retinosis pigmentaria, glaucoma, traumas oculares, degeneración macular senil.
• Oncología: Debe enfatizarse que la ozonoterapia no cura el cáncer, pero es un complemento que hace más efectiva la quimioterapia y la radioterapia, y ayuda a prevenir las metástasis.
• Afecciones intestinales: colitis ulcerativas, divertículos intestinales, pólipos intestinales, proctitis, hemorroides.
• Enfermedades virales: Hepatitis viral, herpes zoster, Sida.
• Afecciones Dermatológicas: soriasis, esclerodermia, vitíligo.
• Artritis reumatoide.
• Otras: Síndrome del cansancio crónico, fibromialgia, impotencia sexual por factores vasculares.

HISTORIA DE LA OZONOTERAPIA
El Ozono es un gas cuya molécula está formada por tres átomos de oxígeno.
El Ozono médico, que es en realidad una mezcla de un 5% de Ozono como máximo y un 95% de Oxígeno, fue usado por primera vez durante la Primera Guerra Mundial para la limpieza y desinfección de heridas. Sin embargo, debido a su carácter agresivo y corrosivo, especialmente cuando se ponía en contacto con ciertos materiales tales como goma, hizo imposible su utilización y expansión dentro del ámbito médico. No fue hasta la aparición de los plásticos duros que fue posible la creación de generadores de Ozono para su uso médico que permiten la dosificación exacta de las mezclas de Ozono/Oxígeno. Mediante una descarga eléctrica de 4000 V dentro de un tubo cargado con oxígeno puro se produce la escisión de las moléculas de Oxígeno. La combinación de una molécula de Oxígeno (O2) con un átomo de Oxígeno (O2) es lo que dará lugar a la formación del Ozono (O3).
Esta forma de tratamiento está muy extendida en el centro de Europa, pero es en Alemania, Austria y en Suiza donde se practica de forma habitual. Se han creado sociedades médico-científicas de Ozonoterapia en Alemania, Francia, Austria, Suiza, Cuba, Italia, etc. con el fin de promover y apoyar los numerosos estudios y congresos internacionales que de forma periódica se celebran.
Ozonoterapia y campo electromagnético en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

Juan de J. Llibre, Zoila Pérez, Juan A. Samper y Tania Laucerique. Hospital Docente "Dr. Carlos J. Finlay", Cuba.
La enfermedad de Alzheimer (EA) constituye un problema creciente a nivel mundial en el orden médico, psiquiátrico, neurológico, epidemiológico, económico y fundamentalmente humano. Los radicales libres que producen peroxidación de lípidos de membrana, disrupción de ácidos nucleicos y oxidación de proteínas, constituye uno de los factores etiopatogénicos en la EA. Teniendo en cuenta que el ozono es capaz de activar los sistemas de defensa antioxidante, así como mejorar la oxigenación de los tejidos se realizó un estudio en 45 pacientes con demencia senil de tipo Alzheimer probable. Los pacientes se dividieron al azar en tres grupos, a quienes se aplicaron: Ozonoterapia (por vía rectal), Magnetoterapia y tratamiento combinado entre ambas. Se definieron tres tipos de respuesta: regresión o mejoría, progresión y no respuesta. Después de un mes de tratamiento se obtuvo una respuesta de regresión o mejoría en el 60 % de los casos con Magnetoterapia y Ozonoterapia combinados. Se mantuvo en el 46,6 % de los pacientes aún a los seis meses del tratamiento, respuesta que no se obtuvo con el empleo de Magnetoterapia o de Ozonoterapia como métodos aislados. Asimismo no se presentaron manifestaciones posteriores de toxicidad que obligaran a la suspensión del tratamiento.

La ozonoterapia y el cáncer

Debido a las posibilidades que presenta la ozonoterapia en las enfermedades tumorales, es importante explicar los probables mecanismos involucrados.
Se conoce.89 que la desdiferenciación de las células normales hacia el cáncer se produce cuando estas experimentan una privación del 60 % o más del oxígeno, durante un extenso período de tiempo. Para sobrevivir, las células cambian su patrón metabólico de producción de energía de la vía aeróbica por el modo primitivo de la fermentación anaeróbica de la glucosa.

Por esta vía, la célula obtiene casi 20 veces menos energía en forma de ATP (150 kj en comparación con 2 870 kj). Los productos de deshecho de la fermentación de la glucosa son monóxido de carbono y ácido láctico, este último produce un área de acidez importante. Los macrófagos y las células T reaccionan ante la señal de la acidez interpretándola como la ocurrencia de un daño puntual que necesita ser reparado. Para lograr esto, estas células liberan algunos factores de crecimiento que estimulan a la célula cancerosa a replicarse.90

Mientras más células se produzcan, habrá más acidez, más factores de crecimiento, más células cancerosas, en un círculo vicioso que llevará hasta la muerte.
Las células cancerosas para poder crecer y tener espacio en el tejido, secretan la enzima hialuronidasa con el propósito de romper las cadenas poliméricas que sirven de cemento intercelular. Excreta también la enzima colagenasa para disolver las fibrillas de colágeno entre células. Pueden excretar una enzima angiogénica que favorece el crecimiento de los vasos sanguíneos, para aportar al tumor más sangre y azúcar para la fermentación anaeróbica.91 Algunas células cancerosas tienen la habilidad de producir la enzima telomerasa, la cual asegura que durante la replicación, los telómeros de las cadenas del DNA se mantengan intactos, permitiéndole a las células replicarse miles de veces.92

Adicionalmente, las células tumorales bloquean los sitios receptores de los linfocitos T, provocando fallos en el sistema inmune. Otro detalle importante en estas células, es que el fallo en el metabolismo del oxígeno las conduce a tener una producción deficiente de enzimas antioxidantes dando lugar al establecimiento permanente de estrés oxidativo en el tejido
tumoral.

Por tanto, el tratamiento sistémico con ozono tiene varios puntos de acción en el complejo proceso tumoral. Primero, sus posibilidades en la regulación del metabolismo del oxígeno le confiere un gran poder para restablecer el aporte de oxígeno y con ello, la utilización de la vía aeróbica para la producción de energía, restableciéndose muchas de las funciones metabólicas normales, entre ellas disminuyendo la acidosis láctica.56 Segundo, el transitorio estrés oxidativo producido por esta terapia, es mortal para la célula cancerosa; por el contrario, la célula normal no experimenta daños, ya que posee un sistema de enzimas antioxidantes protectoras de mayor eficiencia. Tercero, la actividad moduladora del sistema inmune apoya en el restablecimiento del sistema inmunológico, el cual colabora en la eliminación de las células anormales.

Se han realizado estudios preclínicos en los que se ha podido evidenciar la efectividad de la ozonoterapia sobre el tejido neoclásico. La inyección directa del gas a un carcinoma mamario de ratones provocó un efecto local de coagulación y necrosis del tejido dañado.93 Por otra parte, ratones de las líneas B6D2F1 y NMRI fueron tratados con ozono por vía rectal o intratumoral directamente, junto a la inoculación de células neoplásicas de diferentes tumores experimentales, y se demostró una inhibición significativa de la colonización de las células del tumor ascítico de Ehrlich (TAE).94 También se evalúo95 la influencia del ozono (por vía rectal) sobre la diseminación hematógena de las células tumorales presentes en los pulmones de los animales trasplantados con TAE y sarcoma 37 por el plexo ocular. El tratamiento con ozono disminuyó el número de las colonias de las células tumorales presentes en los pulmones de los animales trasplantados (ratones machos NMRI). Se evaluaron diferentes concentraciones de ozono (6, 19, 26, 32, 42, 49 mg/L) y se observó una disminución mayor del número de colonias pulmonares con el aumento de la concentración de ozono. Se refiere, 96 en un estudio realizado en ratas con sarcoma de Walker, la ventaja de utilizar la ozonoterapia (aplicación intraperitoneal) en combinación con la radioterapia, obteniéndose macroscópicamente remisión tumoral en 39 % de los animales tratados con la terapia combinada, mientras que el 100 % de los animales tratados solamente con radioterapia presentaban el tumor. Se conocen trabajos en los que el ozono ha sido capaz de inhibir el crecimiento de células cancerosa en humanos97 y de aumentar la efectividad de la quimioterapia.98

Hay un gran número de ensayos clínicos que también han aportado evidencias experimentales de la eficacia de la ozonoterapia en el tratamiento del cáncer. Para mencionar algunos más recientes, un grupo de pacientes (70) con adenocarcinoma prostático fueron tratados con la combinación de ozono y radioterapia o radioterapia solamente, encontrándose que los valores de PSA (antígeno prostático específico) fueron menores o iguales a 10 ng/mL en el 92 % de los casos del grupo al que se adicionó la ozonoterapia, mientras que en el grupo que solo recibió radioterapia, se alcanzó igual resultado en el 52 % de los casos.99 Además, se presentaron menos reacciones adversas en los pacientes tratados con radioterapia más ozono. Otro estudio, realizado en 16 pacientes, en el que se evaluó la presión parcial de oxígeno (pO2) del tumor mediante mediciones con un sistema de sonda polarográfica, se demostró que el tratamiento con ozono incrementa significativamente la oxigenación del tejido tumoral con un efecto prolongado. Además, el efecto responde a una correlación inversa, significativa entre el factor individual del incremento de la oxigenación y a la pO2 inicial, lo que indica mayor oxigenación en aquellos tumores inicialmente menos oxigenados.100 Se conoce ampliamente que la oxigenación del tejido tumoral, lo hace más sensible al tratamiento con radiaciones, de ahí uno de los aspectos importantes que tiene la ozonoterapia como terapia complementaria en esta patología.100

LITERATURA

56. Candelario E., Mohammed-Al-Dalain S., León O.S., Menéndez S., Pérez G., Merino N., Sam S. Oxidative preconditioning affords protection against carbon tetrachloride-induced glycogen depletion and oxidative stress in rats. J. Appl. Toxicol., 21, 297-301, 2001. 89. Maxwell P.H., Pugh C.W., Ratcliffe P.J.
Activation of the HIF pathway in cancer. Curr. Opin. Genet. Dev., 11(3), 293-299, 2001. 90. Jass J.R., Talbot I.C. Molecular and cellular biology of pre-malignancy in the gastrointestinal tract. Baillieres Best Pract. Res. Clin. Gastroenterol., 15(2), 175-189, 2001.
91. Schumacher U., Brooks S. The glycobiology of cancer metastasis. Biotech. Inter., 12(1), 24-
25, 2000.
92. Oshima K., Sugihara M., Haraoka S., Suzumiya J., Kanda M., Kawasasaki C., Shimazaki K., Kikuchi M. Possible immortalization of Hodgkin and Reed-Stenberg cells: Telomerase expression, lengthening of telomere and inhibition of apoptosis by NF-kappa B expression. Leuk. Lymphoma, 41(3-4), 367-376, 2001.
93. Arnan M. Effect of ozone-oxygen gas mixture directly injected into the mammary carcinoma of
emale C3h/hej mice. J. Hol. Med., 7(Spring-Summer), 31, 1985.
94. Rodríguez Y., Menéndez S., Bello J.L., Matos E., Espinosa A., Turrent J., Pimienta L. Ramos S. y Ciro O. Actividad antitumoral del ozono. Revista CENIC Ciencias Biológicas, 29(3), 196- 199, 1998.
95. Espinosa A. Evaluación experimental de la influencia del ozono sobre la colonización tumoral. Estudio preliminar. Tesis de Diploma. Facultad de Farmacia y Alimentos. Universidad de la Habana, Ciudad de La Habana, 1997.
96. Hernuss P., Müller-Tyll E., Seitz W. Strahlensensibilisierender Effekt von Ozon mit Tierversuch. Strahlentherapie, 147, 91-95, 1974.
97. Sweet F., Kao M.S., Lee S.C., Hagar W.L. and Sweet W.E. Ozone selectively inhibits growth
of human cancer cells. Science, 209, 931-932, 1980.
98. Zänker K.S. and Kroczek R. In vitro synergistic activity of 5-fluorouracil with low-dose ozone against a chenoresistant tumor cell line and fresh human tumor cells. Chemotherapy, 36, 147- 154, 1990.

Visitas: 442

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

OZONOTERAPIA: MITO O REALIDAD. PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA OZONOTERAPIA.
Pocas técnicas de aplicación en la Medicina han provocado tanta polémica como la Ozonoterapia.
El ozono es una forma alotrópica (O3) del oxígeno molecular (O2) que está presente, como un constituyente gaseoso natural, en las capas altas de la atmósfera, representando el 0,0001 % de su composición total. El ozono fue descubierto por el físico holandés Van Marum en 1783, investigando con máquinas electrostáticas las cuales desprendían un olor característico. El origen etimológico del ozono, bautizado así por Scobein en 1840, deriva del griego OZEIN verbo que significa "oler", ya que este gas presenta un olor muy característico, único y punzante.
En la actualidad, desde el punto de vista científico, cabe destacar los trabajos realizados por el Instituto Latino de Roma sobre la ozonoterapia. Sus investigaciones se basan en el tratamiento de las hernias de disco cervicales, dorsales y lumbares con resolución de la patología con una mínima agresión. Esto se debe a la aplicación de entre 6 y 10 infiltraciones de ozono locales, dependiendo de la sintomatología del paciente. Estas inyecciones se realizan a través del disco intervertebral (núcleo pulposo y anillo fibroso), consiguiendo después de tres o cuatro meses de su aplicación la rehidratación y expansión completa del disco (basados en estudios de Resonancia Magnética).

Además de esta aplicación, otros efectos beneficiosos atribuidos a la ozonoterapia son consecuencia directa de su efecto sobre los glóbulos rojos, entre los que destacan:
1. Un aumento de su elasticidad, lo que les permitirá una mayor penetración a través de los capilares sanguíneos (microcirculación), pues éstos son tan estrechos que los glóbulos rojos deben circular "en fila india".Todo ello mejora el intercambio de sustancias entre la sangre circulante y los tejidos corporales.

2. Un aumento en la producción de 2,3- difosfoglicerato (2,3 DFG)(11), el cual actúa como un intermediario de la Glucólisis y. Esto supondrá un aumento de la tasa energética, en forma de ATP, del glóbulo rojo que le permitirá mantener o mejorar la cesión de oxígeno a los tejidos.
3. Produce un aumento en la formación de peroxidasa, con un papel destacado en el metabolismo celular a través de los sistemas redox, como NADH/NAD, debido a que el ozono se une a las cadenas dobles de los ácidos grasos insaturados de la porción fosfolipídica de la membrana celular del eritrocito.

RSS

Automatic translator

AGRO 2.0

Miembros

Visitas (desde 24-04-12)

Distintivo

Cargando…

© 2020   Creado por AGRO 2.0.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio